¿Efectos secundarios del té verde y quién debe evitarlo?

En los últimos tiempos, ha habido un gran despliegue publicitario sobre los beneficios del té verde y cómo ayuda a mantener el cuerpo sano. La exageración que rodea al té verde y el hecho de que está fácilmente disponible en el mercado ha llevado al consumo excesivo de este producto por parte de muchas personas. Esto ha dado lugar a ciertos riesgos para la salud que se han observado debido al té verde o al extracto de té verde [1].

Los estudios han revelado que el consumo excesivo de té verde puede causar daño hepático, que es una amenaza grave. El té verde también a veces reacciona con ciertos medicamentos recetados y disminuye su eficacia. También puede reaccionar con ciertas hierbas para causar un daño significativo a la salud general de un individuo. Sin embargo, estos riesgos no disminuyen los beneficios del té verde cuando se toman con moderación [1].

Uno de los ingredientes presentes en el té verde llamado taninos tiende a aumentar el ácido en el estómago, lo que ocasiona diversos problemas gastrointestinales como estreñimiento o dolor de estómago. Los estudios sugieren que beber té verde con una moderación de menos de 2-3 tazas al día es bueno para la salud y seguro para los adultos [2].

Al venir a los extractos de té verde, también se considera bastante seguro cuando se aplica tópicamente o se toma por vía oral si se realiza por un período de tiempo limitado. Este artículo destaca algunos de los efectos secundarios del té verde y quién debe evitar consumirlo [2].

Algunos de los principales efectos secundarios del té verde y el extracto de té verde incluyen

  • Dolores de cabeza punzantes que a veces pueden ser incapacitantes.
  • También se han observado problemas de sueño en algunas personas que usan en exceso el té verde
  • Debido a los taninos presentes en el té verde y al ácido que produce en el estómago, causa varios problemas como estreñimiento , diarrea , náuseas y, a veces, vómitos. La acidez estomacal también es algo que puede deberse al consumo excesivo de té verde.
  • Algunas personas que tienen un historial de uso excesivo de té verde se han quejado de tinnitus, mareos y latidos cardíacos irregulares
  • También ha habido algunos casos de confusión mental causada por el consumo excesivo de té verde [2]

¿Quién debe evitar el consumo de té verde?

Las personas con ciertas afecciones médicas subyacentes deben evitar tomar té verde. Algunas de estas condiciones médicas incluyen:

Disfunción gastrointestinal. Se recomienda a las personas con disfunción gastrointestinal para evitar el té verde. Esto se debe a que el té verde contiene taninos que aumentan la producción de ácido en el estómago. Esto hace que el individuo termine con náuseas, vómitos, diarrea o estreñimiento [2].

Esta es precisamente la razón por la que el té verde nunca debe consumirse con el estómago vacío. Además, las personas con antecedentes de síndrome de colon irritablereflujo ácido o enfermedad de úlcera péptica no deben consumir té verde en exceso, ya que puede empeorar su condición [2].

Deficiencia de hierro. Las personas que tienen menos hierro en su cuerpo también deben evitar tomar té verde. Esto se debe a que el té verde afecta la absorción de hierro de los alimentos que se ingieren. Esto reduce aún más los niveles de hierro en el cuerpo, lo que a veces puede ser bastante grave [2].

Los estudios también revelan que el té verde afecta significativamente la absorción de hierro no hemo hasta en un 25-30%. El hierro no hemo proviene de productos lácteos y de aves de corral como huevos, leche y frijoles. Sin embargo, este efecto del té verde se puede suprimir agregando un poco de jugo de limón al té o tomando el té entre las comidas. De esta manera, la absorción de hierro no se ve afectada por el té verde [2].

Desórdenes psiquiátricos. Las personas con trastornos psiquiátricos como nerviosismo, ansiedad o temblores deben evitar el té verde. Esto se debe a que, al igual que otras formas de té, el té verde también tiene un exceso de cafeína y, por lo tanto, puede empeorar los síntomas de ansiedad y nerviosismo [2].

Mujeres embarazadas / lactantes. Dado que el té verde contiene exceso de cafeína, ácidos tánicos y catequina, las mujeres embarazadas deben evitar este producto ya que aumenta los riesgos durante el embarazo. La cantidad segura para beber durante el embarazo es como máximo 2 tazas al día de té verde [2].

Cualquier cantidad superior a dos tazas de té verde al día puede resultar arriesgada para una posible madre, incluido un ligero riesgo de aborto involuntario. Además, la cafeína presente en el té verde puede mezclarse con la leche materna y, cuando la madre alimenta al bebé, puede tener efectos negativos en el bebé [2].

Anemia. Las personas con anemia también deben evitar tomar demasiado té verde. Esto se debe a que el té verde contiene catequina que perjudica la absorción de hierro. Esto lleva a niveles aún más bajos de hierro en el cuerpo, lo que puede ser potencialmente mortal para una persona con anemia [2].

Si un individuo es un amante del té verde y es anémico, entonces el mejor momento para hacerlo es entre comidas, ya que es cuando los efectos del té verde son los menos relacionados con la absorción de hierro. Las comidas en tales casos deben ser ricas en hierro y vitamina C, como la carne y el limón [2].

Diabetes: el té verde tampoco se cree que sea bueno para los diabéticos. Esto se debe a que el té verde puede causar picos en el azúcar en la sangre. Por lo tanto, se recomienda que se realice una estrecha vigilancia del azúcar en la sangre para las personas que tienen el hábito de beber té verde [2].

Disfunción hepática. Las personas con disfunción hepática también deben evitar beber té verde, ya que los estudios sugieren que esta bebida amplifica el daño al hígado, especialmente los extractos concentrados de té verde. Además, la cafeína presente en el té verde también afecta el funcionamiento del hígado y puede agravar la condición [2].

La osteoporosis . Las personas con huesos débiles y quebradizos también deben evitar el té verde en exceso. Esto se debe a que aumenta la cantidad de calcio que se excreta del cuerpo. Por lo tanto, beber en un máximo de dos tazas de té verde en un día es mejor para las personas con osteoporosis. Además, las personas también deben tomar suplementos de calcio para reponer la pérdida de calcio debido a la cafeína del té verde [2].

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment