Qué es la tracción espinal | Tracción cervical y lumbar | Técnicas | Contraindicaciones | Tipos

¿Qué es la tracción espinal?

La tracción espinal realizada con fines terapéuticos se compone de fuerzas creadas de forma manual o mecánica para estirar y movilizar la columna vertebral. La tracción espinal ayuda a aliviar el dolor de espalda al estirar los músculos tensos de la columna vertebral, que resultan de un espasmo. La tracción espinal también ayuda a ensanchar el foramen intervertebral para aliviar la compresión de la raíz nerviosa, aliviando el dolor de espalda y el dolor irradiado.

Evaluación del paciente para la tracción espinal:

Cada paciente es diferente y único y lo que es efectivo para un paciente puede no ser tan efectivo para otro. Por lo tanto, cada paciente potencial se evalúa a fondo antes de comenzar el tratamiento de tracción espinal. Esta evaluación permite al quiropráctico o al terapeuta decidir el tipo de tracción espinal que se utilizará, la fuerza / peso de la tracción y la duración del tratamiento.

Técnicas de tracción espinal:

Las técnicas de tracción espinal dependen en parte en la condición física del paciente, el trastorno, el nivel de tolerancia y el nivel de la columna vertebral a tratar. La tracción espinal se puede aplicar de forma manual, posicional o mecánica. La Tracción espinal se puede aplicar intermitentemente o como una fuerza continua.

Tipos de tracción espinal:

Tracción cervical

La tracción cervical es un tipo de tracción espinal que se realiza como un tratamiento a corto plazo para dolor de cuello . La tracción cervical está diseñada para aliviar la compresión de la raíz nerviosa y los espasmos musculares . Se aplica una fuerza constante o intermitente al cuello para estirar los músculos cervicales y los tejidos blandos junto con la ampliación de los espacios entre las vértebras superiores mediante el uso de una fuerza manual, es decir, solo manos o mecánica. El quiropráctico o fisioterapeuta decide la cantidad de fuerza y ​​el tiempo que una persona permanece en una tracción cervical. La cantidad de presión para la tracción cervical aumenta gradualmente.

Tracción lumbar:

Del mismo modo, en la tracción lumbar, se aplica fuerza intermitente o continua a la columna lumbar ya sea de forma manual o mecánica. El objetivo de la tracción lumbar es disminuir el dolor de espalda relacionado con espasmos musculares de la espalda y pinzamiento de la raíz del nervio lumbar. La tracción lumbar también se realiza para tratar el disco herniado lumbar o discos protuberantes, enfermedad del disco degenerativa y osteoartritis . Al igual que la tracción cervical, la tracción lumbar también aumenta el espacio entre las vértebras y alivia el dolor de espalda y promueve la cicatrización.

La tracción espinal con tracción cervical o tracción lumbar es una opción de tratamiento que se centra en aplicar fuerza longitudinal al eje de la columna vertebral . Ciertas regiones de la columna vertebral se tiran suave y lentamente en direcciones opuestas para estabilizar o cambiar la posición de los lados lesionados o dañados de la columna vertebral. Existen muchas formas médicamente aceptadas de tracción espinal, que incluyen la movilización de los tejidos blandos o articulares, la descompresión de las raíces del nervio pinzado y la reducción del disco intervertebral herniado . Las tracciones espinales como la tracción cervical y la tracción lumbar son muy efectivas y hacen maravillas para realinear una dislocación en la columna cervical o la columna lumbar y estabilizar las lesiones de la columna cervical / lumbar. Hay muchos dispositivos o equipos de tracción cervical o cervical, dispositivos de tracción lumbar y equipos de tracción domiciliaria lumbar disponibles en el mercado que el paciente también puede hacer en casa. Sin embargo, el paciente siempre debe consultar a su médico antes de comenzar cualquier tratamiento de tracción espinal y se debe tener cuidado al hacerlo en casa.

Contraindicaciones de tracción espinal:

Si la integridad estructural de la columna vertebral se ve afectada, como se ve en osteoporosis infección, tumor o cervical artritis reumatoide luego se debe evitar la tracción espinal. La tracción espinal también está contraindicada en otras afecciones físicas, como enfermedad cardiovascular, embarazo, hernia y en algunos casos de TMJ . La Tracción Espinal, si se realiza en estas condiciones, puede resultar muy dañina.

Lea también:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment