¿Cuándo preocuparse por la presión arterial alta?

La presión arterial es un término utilizado para describir la medición de la fuerza ejercida por la sangre contra las paredes de los vasos sanguíneos. El corazón bombea sangre pura a través de las arterias del corazón a diferentes partes del cuerpo. La presión arterial elevada también se conoce como hipertensión. La presión arterial alta se considera una condición anormal ya que hace que sea más difícil para el corazón bombear sangre desde el corazón a otras partes del cuerpo. Esto puede conducir al desarrollo de otras afecciones como arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias), accidente cerebrovascular, enfermedad renal e insuficiencia cardíaca.

En términos médicos, la presión arterial se expresa con un número superior llamado sistólica presión y un número inferior llamado presión diastólica. La unidad estándar para medir la presión arterial es mmHg. La importancia clínica de los valores de presión arterial es la siguiente:

  • <120/80 mm / hg – Normal
  • Entre 120/80 a 139/89 mmHg – Prehipertensión
  • Entre 140/90 a 159/99 mmHg – Etapa 1 presión arterial alta
  • > 160/100 mmHg – Etapa 2 presión arterial alta
  • Presión arterial alta en personas mayores de 60 años:> 150/90 mmHg

En circunstancias normales, se recomienda consultar un médico cuando los números de presión arterial están por encima o por debajo de los límites normales. En caso de cualquier desviación importante de la presión arterial normal, es una señal de advertencia y requiere atención médica inmediata.

¿Cuándo preocuparse por la presión arterial alta?

Se recomienda buscar atención médica de inmediato si el paciente con presión arterial alta no responde al tratamiento prescrito por el médico y la presión arterial aún parece estar por encima de los límites normales. Si de 2 a 3 lecturas consecutivas aparecen más altas de lo normal, la afección debe evaluarse ya que puede haber otras afecciones subyacentes, como problemas renales, exceso de producción de hormonas, bloqueo de vasos sanguíneos, problemas de tiroides, etc., lo que hace que uno se preocupe.

También se aconseja consultar a un médico lo antes posible si síntomas tales como fatiga, dificultad para respirar mareo dolor de cabeza náuseas, trastornos visuales, y la confusión se desarrolla en asociación con la elevación de la presión sanguínea. Esto puede ocurrir debido a los efectos secundarios de ciertos medicamentos o puede deberse a la interacción del medicamento con otros medicamentos regulares. Puede ser necesario evaluar la afección, seguida de la interrupción de un medicamento, o el cambio en la dosificación de un medicamento, o cambiar a un medicamento más nuevo.

La hipertensión resistente o la hipertensión resistente es una afección donde la presión arterial es por encima de los límites normales, incluso después de tomar medicamentos y modificar el estilo de vida. Ocurre en alrededor del 20 al 30 por ciento de los casos diagnosticados con hipertensión. Las causas más posibles de esta condición son las siguientes:

  • Factores de riesgo subyacentes para la presión arterial alta resistente: El control deficiente de afecciones subyacentes, como obesidad y diabetes conduce a presión arterial alta.
  • Medicación Irregular: Si los medicamentos recetados no se toman según las indicaciones; es decir, dosis incorrecta de medicamentos, omisión de medicamentos o interrupción sin la aprobación del médico, puede provocar una alteración en la presión arterial.
  • Consumo de sal y alcohol: Se ha observado que en personas con presión arterial alta, la ingesta sin restricciones de sal y alcohol puede conducir a una mayor elevación de la presión arterial.
  • Interacción con otros medicamentos: Ciertos medicamentos de venta libre como analgésicos, descongestivos y ciertos compuestos a base de hierbas interfieren con el control de la presión arterial alta.
  • Presencia de problemas de salud subyacentes: La presencia de ciertas afecciones médicas como apnea del sueño trastorno suprarrenal, problemas renales también pueden provocar presión arterial resistente.

Si alguno de los síntomas Las causas de la presión arterial resistente persisten y la persona se encuentra con presión arterial alta, es algo grave de lo que preocuparse y uno debe buscar ayuda médica inmediata.

Cómo controlar la presión sanguínea alta ure?

La presión arterial alta generalmente es una condición tratable. En la mayoría de los casos, se recomiendan los siguientes para controlar la presión arterial alta:

  • Dejar de fumar
  • Animarse a perder peso
  • Limitar el consumo de alcohol y cafeína
  • Hacer ejercicio regularmente y seguir un estilo de vida saludable
  • Siga una dieta saludable y limite la ingesta de sal en la dieta
  • Reduzca el estrés

Además de lo anterior, el médico puede recetar ciertos medicamentos antihipertensivos según la afección del paciente.

También lea:

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment