Intestino

Qué es el dolor intestinal: tipos, causas, síntomas, tratamiento, diagnóstico

El dolor intestinal, comúnmente llamado dolor abdominal bajo, puede ser el resultado de muchas causas. La intensidad del dolor intestinal puede variar de leve a grave, dependiendo de la causa y la condición de la persona. Echemos un vistazo a los tipos, causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento del dolor intestinal.

¿Qué es el dolor intestinal?

El dolor intestinal es uno de los problemas digestivos más comunes que enfrentan muchas personas, incluidos los niños. El dolor intestinal puede aparecer en diversas formas y puede durar un período corto o puede estar presente incluso por más tiempo en ciertos casos. El estómago está conectado al intestino delgado, que luego corre hasta el intestino grueso y el tracto digestivo luego termina en el recto. Los alimentos pasan a través de este tracto para digestión y una mayor absorción de nutrientes, después de lo cual la materia de desecho se forma y se elimina a través del recto. Cualquier alteración en la estructura o función de los órganos abdominales, de modo que los intestinos se vean afectados, puede causar dolor intestinal.

Tipos de dolor intestinal

El dolor intestinal puede aparecer principalmente dos formas:

Dolor intestinal agudo – El dolor intestinal agudo por lo general comienza repentinamente, puede ser leve, moderado o severo, pero dura poco tiempo; puede ser pocas horas o días. Si bien la mayoría de las causas del dolor agudo están relacionadas con problemas digestivos, ciertas causas pueden ser graves, lo que lleva a una emergencia médica.

Dolor intestinal crónico – El dolor intestinal crónico dura mucho tiempo; por más de 3 meses. Puede haber dolor que se detiene y vuelve a ocurrir o puede continuar como un dolor sordo. Esto también necesita una evaluación y tratamiento adecuados para evitar complicaciones adicionales.

El abdomen tiene órganos vitales, como intestinos, hígado, páncreas y vesícula biliar, que están rodeados por músculos, tejidos, vasos sanguíneos y nervios. Los problemas en cualquiera de los órganos o las estructuras de soporte pueden causar dolor intestinal. El dolor intestinal puede ser una molestia leve, dolor leve o dolor agudo, severo y repentino en la parte inferior del abdomen. Por lo general, se acompaña de problemas digestivos y afecta a la persona en función de la gravedad de la causa. Es importante conocer las posibles causas del dolor intestinal y el tratamiento relevante. El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas y curar la causa subyacente. El dolor intestinal súbito e intenso puede ser una emergencia que requiere atención médica inmediata.

Causas y síntomas del dolor intestinal

El dolor intestinal es un síntoma en sí mismo, que se presenta debido a una afección médica subyacente. Veamos algunas de las causas más importantes del dolor intestinal, sus síntomas y tratamiento.

Indigestión

Una de las causas más comunes de dolor intestinal es la indigestión, que a menudo conduce a hinchazón, calambres dolor abdominal náuseas e incluso vómitos . También puede acompañarse de diarrea o, a veces, el estreñimiento o ambos pueden alternar. Los síntomas comunes del dolor intestinal debido a la indigestión incluyen sensación de plenitud, sensación de ardor en el estómago, eructos. La indigestión puede ser el resultado de una dieta y un estilo de vida defectuosos, gastritis, cambios hormonales, infección o afecciones gastrointestinales subyacentes graves.

El tratamiento del dolor intestinal causado por la indigestión incluye medicamentos para aliviar los síntomas. El descanso, los medicamentos y una dieta adecuada generalmente son útiles; sin embargo, algunos casos pueden necesitar investigaciones si el dolor intestinal persiste por mucho tiempo.

intolerancia alimentaria y alergias

La intolerancia a la lactosa es la causa más común de dolor intestinal. Algunas personas son intolerantes a la lactosa, un azúcar presente en la leche y los productos lácteos. Algunas personas también pueden experimentar intolerancia a otras formas de azúcares o proteínas presentes en ciertos alimentos. Todas estas intolerancias alimentarias son causas comunes de dolor intestinal.

Las alergias alimentarias, en las que el sistema inmune reacciona anormalmente a ciertos alimentos, también son una de las causas importantes del dolor intestinal. Los alimentos que las personas son comúnmente alérgicas incluyen cacahuates, mariscos, huevos, leche de vaca, trigo y soja.

La incapacidad para digerir la sustancia provoca un dolor intenso en el intestino, que es una causa común de dolor intestinal. Los síntomas del dolor intestinal pueden variar con la intolerancia a los alimentos y las alergias alimentarias. El dolor intestinal se asocia con dolor por calambres, hinchazón, diarrea o estreñimiento, a veces náuseas y vómitos. En las reacciones alérgicas, erupciones cutáneas, problemas respiratorios, opresión en el pecho también están presentes a veces.

El tratamiento del dolor intestinal debido a la intolerancia a los alimentos suele ser sintomático y con control dietético. Seguir una dieta específica que elimine la ingesta de la sustancia que no se tolera bien ayuda en gran medida.

Síndrome del Intestino Irritable (SII)

Otra causa común de dolor intestinal es el síndrome del intestino irritable. Presenta síntomas intestinales que se observan la mayoría de los días de la semana y generalmente duran más de 3 meses. El dolor intestinal debido al síndrome del intestino irritable se presenta con calambres en el dolor abdominal, que a menudo se alivia al defecar, cambios frecuentes en las heces. El tratamiento del dolor intestinal debido al SII incluye cambios en el estilo de vida, una dieta adecuada, el uso de probióticos y medicamentos, si es necesario.

Enfermedad Inflamatoria Intestinal

El dolor intestinal debido a la colitis, las enfermedades inflamatorias del intestino como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa puede ser bastante molesto. Estos son causados ​​por la inflamación del intestino y ocasionan problemas digestivos, dificultad en el paso de las heces, diarrea, heces con sangre, fatiga y en ocasiones fiebre y pérdida de peso.

Úlcera péptica

Las úlceras pépticas causadas por la erosión del revestimiento del estómago y el intestino delgado, son una de las principales causas de dolor intestinal. Puede ser causada por inflamación, infección por H. pylori, dieta defectuosa o uso de ciertos medicamentos como aspirina o medicamentos antiinflamatorios. Los síntomas del dolor intestinal causado por la úlcera péptica incluyen indigestión, vómitos, dolor en el abdomen y el pecho, heces con sangre, cambios en el apetito y pérdida de peso.

Las complicaciones de las úlceras pépticas son también una de las causas comunes de dolor intestinal. La perforación intestinal, la más común resulta en dolor intestinal repentino y agudo que a menudo necesita tratamiento de emergencia.

Otras causas de dolor intestinal

También se deben tener en cuenta otras causas de dolor intestinal que pueden requerir un tratamiento inmediato.

Gastroenteritis: Los alimentos contaminados pueden causar infecciones que afectan el tracto gastrointestinal. La intoxicación alimentaria y la gastroenteritis son una de las causas más comunes de dolor intestinal. La gastroenteritis es la inflamación del revestimiento intestinal del estómago, principalmente causada por bacterias o virus. Las infecciones como la fiebre tifoidea pueden causar úlceras en el intestino y causar dolor intestinal. La gastroenteritis viral también se llama gripe estomacal, son más comunes en niños, adultos mayores y personas con un sistema inmune comprometido. La infección por norovirus y rotavirus es una infección viral común que causa dolor intestinal. La gastroenteritis de cualquier origen se presenta con dolor intestinal crampático, diarrea, vómitos y fiebre.

Infecciones parasitarias – Las infecciones parasitarias como la giardiasis y la amebiasis afectan el tracto digestivo y son las principales causas de dolor intestinal. Los síntomas incluyen dolor por calambres, hinchazón, vómitos, cambios en el apetito, heces acuosas o dolorosas, a veces mezcladas con sangre. Estas infecciones son comunes entre los viajeros y pueden causar complicaciones si no se tratan a tiempo. El tratamiento incluye medicamentos apropiados como el metronidazol para combatir las infecciones.

Apendicitis – La apendicitis causa dolor intestinal intenso y agudo en la región abdominal derecha. El apéndice es una pequeña estructura que se extiende desde el colon y su inflamación conduce a la apendicitis. Se presenta con un dolor repentino que empeora con el movimiento o la tos, vómitos con estreñimiento o diarrea y fiebre. Los casos severos pueden necesitar tratamiento quirúrgico para extirpar el apéndice.

Hernia – La hernia es una afección en la que las estructuras del peritoneo se abomban o hernian a través de un área débil en la pared muscular. Existen varios tipos de hernia y los síntomas se basan en los tipos, sin embargo, la mayoría de las hernias provocan sensación de presión y dolor. Cuando la hernia afecta la región intestinal, causa dolor intestinal. El dolor a menudo empeora al toser o cualquier actividad que aumente la presión intraabdominal. Los casos graves a menudo requieren tratamiento quirúrgico para el dolor intestinal por hernia.

Obstrucción intestinal – Esta es una de las causas importantes del dolor intestinal y necesita atención inmediata debido al riesgo de complicaciones. La obstrucción intestinal puede ser causada por problemas subyacentes como adherencias, inflamación, retorcimiento de intestinos, hernias o cáncer. Causa dolor intestinal cramposo severo, estreñimiento hinchazón abdominal. La causa subyacente debe tratarse apropiadamente con el uso de medicamentos de cirugía, si es necesario.

Intususcepción – Una de las muchas causas del dolor intestinal es intususcepción comúnmente se ve más en los más jóvenes niños. Los niños se presentan con dolor intestinal severo, diarrea, vómitos y fiebre. Puede haber sensación de abultamiento en el abdomen y con sangre y moco en las heces. Rara vez ocurre en adultos, lo cual puede ser difícil de identificar ya que los síntomas son similares a otros problemas gastrointestinales.

Cáncer – Los crecimientos en los intestinos, el intestino y el cáncer de colon pueden causar dolor intestinal severo. Los cánceres en las áreas adyacentes también pueden causar presión en los intestinos o propagación de cáncer de otras áreas, lo que produce dolor intestinal. Puede causar estreñimiento, sensación de presión, dolor sordo o intenso, sangre en las heces, pérdida de apetito y pérdida de peso.

Otras afecciones, como reflujo ácido estreñimiento, enfermedad celiaca , cetoacidosis diabética, infección, lesión, tensión en los músculos abdominales, presión en el intestino debido o condiciones que afectan el flujo sanguíneo normal a los intestinos como isquemia mesentérica también pueden ser algunas de las causas del dolor intestinal.

Señales de advertencia de dolor intestinal

El dolor intestinal puede ser grave en algunos casos graves y de emergencia, por lo tanto, es importante conocer las señales de advertencia de dolor intestinal. Estos incluyen

  • Dolor repentino, agudo, torcido o muy intenso en el abdomen
  • Flujo de sangre durante el vómito o en las heces
  • Abdomen duro
  • Dificultad para defecar o orina
  • Diarrea excesiva, desmayo, mareos o confusión, piel fría, sudorosa, colapso o shock

Diagnóstico de dolor intestinal

El diagnóstico de dolor intestinal se basa principalmente en los síntomas y la historia de la persona. Las investigaciones se ordenan según las quejas y la gravedad del dolor intestinal. Las investigaciones comunes que ayudan en el diagnóstico del dolor intestinal incluyen:

Análisis de sangre – Para evaluar los recuentos de células sanguíneas, la presencia de anemia e infección que podría haber causado dolor intestinal.

Examen de heces – Para determinar la presencia de sangre, moco, infección, infecciones parasitarias que causan dolor intestinal.

Examen físico – Examen clínico para la evaluación del dolor intestinal

Dependiendo de la gravedad y los síntomas del dolor intestinal, las investigaciones pueden ordenarse, que incluyen

Radiografía abdominal – Para detectar la presencia de obstrucción intestinal o estrechamiento, que a menudo es una emergencia médica.

Ecografía abdominal – Para detectar anormalidades hinchazón en órganos abdominales como hígado, páncreas , vesícula biliar para encontrar problemas relevantes que causan dolor intestinal. También puede detectar obstrucción intestinal y anomalías relacionadas.

Tomografía computarizada o resonancia magnética: Con estos, se pueden detectar complicaciones de ciertas afecciones médicas o cambios a partir de infecciones graves. El dolor intestinal causado por fístula, abscesos, tumor o cánceres puede diagnosticarse con estas pruebas.

Estudios de GI superior – Esta es una prueba de deglución de bario, en la que se administra bebida de bario y radiografías del esófago, el estómago y el intestino delgado. Esto ayuda a identificar la presencia de anormalidades en el tracto, como úlceras pépticas.

Endoscopia superior – En esta prueba, se inserta un endoscopio en el estómago y el intestino delgado para ver el área de las úlceras. También se puede tomar una muestra de tejido, particularmente en casos sospechosos de cáncer de estómago.

Enema de bario – Se realiza un enema de bario para el estudio por imágenes del colon para determinar la obstrucción intestinal y la invaginación intestinal.

Colonoscopia – La colonoscopia ayuda a diagnosticar diversos trastornos de los intestinos. Permite la visualización de los intestinos y se puede tomar una muestra de tejido para un examen detallado.

Tratamiento del dolor intestinal

Como las causas varían, el tratamiento del dolor intestinal también difiere según la causa y la gravedad subyacentes. Ciertas afecciones se pueden tratar con los medicamentos necesarios para tratar la causa, mientras que otras pueden necesitar tratamiento quirúrgico. Algunas afecciones también pueden tratarse con terapias complementarias como autocuidados, terapia nutricional y técnicas de control del estrés.

Algunos de los medicamentos más comunes que se usan para el tratamiento del dolor intestinal incluyen:

Antiácidos – Existen varios tipos de se prescriben antiácidos y el tipo preciso de antiácidos dependiendo de la causa. Los bloqueadores de ácido como ranitidina se usan para controlar el dolor intestinal debido a la úlcera péptica y el exceso de producción de ácido. En algunos casos se pueden utilizar inhibidores de la bomba de protones (IBP) como el omeprazol, mientras que el sucralfato, que ayuda a recubrir el revestimiento mucoso, puede ser necesario para ciertos casos de dolor intestinal.

Antibióticos – Dependiendo de las infecciones, antibióticos luchar contra las infecciones se pueden prescribir.

Fármacos antiinflamatorios – En casos de dolor intestinal severo, los fármacos antiinflamatorios pueden ser útiles.

Corticosteroides – Los corticosteroides se pueden usar a veces en el tratamiento del intestino dolor, particularmente los relacionados con trastornos autoinmunes como la enfermedad inflamatoria intestinal.

Medicamentos inmunosupresores y agentes biológicos – Ciertas causas de dolor intestinal, como tumores, cánceres o pueden necesitar.

Otros medicamentos para mejorar la digestión, la movilidad de colon, mejorar el flujo sanguíneo, prevenir la formación de coágulos de sangre, según las causas del dolor intestinal.

Tratamiento quirúrgico del dolor intestinal

El tratamiento quirúrgico del dolor intestinal puede ser necesario en caso de emergencia o para tratar complicaciones de afecciones como úlceras, apendicitis, perforaciones o torsiones. Ciertas afecciones pueden requerir cirugía, en la que se debe extraer una parte del intestino. Las condiciones que afectan el flujo sanguíneo a los intestinos, como la isquemia mesentérica pueden necesitar tratamiento quirúrgico para el dolor intestinal, p. colocación de stent o cirugía de derivación de la arteria mesentérica.

Modificaciones en el estilo de vida para tratar el dolor intestinal

Si bien el requisito nutricional específico puede variar con cada persona y condición, algunos consejos dietéticos generales pueden ayudar. Estos consejos son de gran utilidad en el dolor intestinal crónico, síndrome del intestino irritable, úlceras pépticas y enfermedad inflamatoria del intestino.

Algunas de las medidas efectivas de modificación del estilo de vida incluyen

Coma bien – Beba mucha agua y electrolitos, si es necesario y manténgase hidratado. Incluya todo tipo de frutas, más frutas cítricas, melones y bayas. Tome vegetales verdes frescos, incluya verduras en la dieta diaria.

Evite basura – Evite los alimentos chatarra, refinados y procesados, y las comidas preparadas. Limite el consumo de especias y chiles o cualquier artículo alimenticio que empeore sus quejas. Deje de fumar, evite tomar alcohol y bebidas con cafeína.

Coma lentamente y tome una pequeña cantidad a intervalos regulares. Evita las cenas nocturnas y no duermas inmediatamente después de comer. Tome los probióticos que ayudan en la digestión. Ir a caminar o hacer ejercicios regulares para promover una mejor digestión. Descanse cuando haya dolor y siga los consejos médicos para controlar el dolor intestinal.

También lea:

Especialista en dolor at | 307-996-2960 | [email protected]

Soy un Neuroanestesiólogo y Especialista en el Tratamiento del Dolor. Me otorgaron el Premio Nacional de Medicina 2018. Soy CEO y fundador de la Unidad Internacional del Dolor de Madrid y editor de Journal Pain Management and Therapy. También es asesor y crítico del AIUM (Instituto Estadounidense de Ultrasonidos en Medicina) y miembro del Comité Organizador de las World Pain Conferences.

Tengo más de diez años de experiencia con terapias regenerativas que incluyen células madre mesenquimales, plasma rico en plaquetas, factores de crecimiento, transferencias de grasa y ácido hialurónico. Inicié Dolor-drdelgadocidranes.com para difundir el conocimiento y la conciencia.

Leave a Comment